Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

¿Estás pensando en pasarte al coche eléctrico?

Comienza el contenido principal

Si apuestas por la sostenibilidad en tu forma de moverte te ayudamos a conocer cómo se recargan este tipo de vehículos

 

¿Tienes dudas de cómo se carga?¿Son todos los cargadores iguales?¿Cuánto tiempo tarda en cargar?

¿Tienes dudas de cómo se carga?

Los coches eléctricos permiten múltiples posibilidades para recargar sus baterías. Dependen de diferentes opciones según sea su modo de carga y qué tipo de conector tenga.

Para entender cómo funciona es necesario comprender cómo se suministra la corriente eléctrica al vehículo, por corriente alterna (CA) o por corriente continua (CC).

Corriente Alterna - Carga lenta

Es el método de carga más común actualmente. Es un tipo de corriente fácil tanto de suministrar como de utilizar. La corriente Alterna es la electricidad utilizada en la red pública, en entornos industriales y en los domésticos.

Se estima que el 80% de la carga de los vehículos eléctricos se realiza en el hogar o en el lugar de trabajo. Es el modo menos costoso y más adecuado cuando los coches se cargan aparcados durante un periodo de tiempo prolongado (más de 30 minutos).

En la carga de Corriente Alterna, el cargador actúa como un grifo, limitándose a entregar la corriente de la red eléctrica sin convertirla. La corriente es transformada a corriente continua por un convertidor integrado en el vehículo para alimentar la batería.

Los cargadores de Corriente Alterna ofrecen potencias de carga que van desde los 3,7 a los 43 kilowatios de Potencia (kW).

Corriente Continua - Carga rápida

Las baterías sólo pueden cargarse con corriente continua. Son los propios cargadores los que convierten la corriente alterna de la red en corriente continua antes de enviarla al coche para alimentar la batería.

Los cargadores de corriente continua pueden suministrar potencias de carga superiores a los de corriente alterna, con una potencia entre 24kW y hasta los 350kW, por eso son los más adecuados para una carga rápida. Este tipo de cargadores pueden encontrarse en estaciones de servicio, centros de recarga y algunas tiendas.

Hay dos maneras diferentes de cargar tu vehículo a través de un cargador

  • Con el vehículo conectado al cargador mediante el cable suministrado con el vehículo cuando se compró.
  • Con el vehículo conectado a un cargador provisto de un cable de conexión.   

En los cargadores de corriente continua, el cable siempre estará conectado al cargador. En cambio, los cargadores de Corriente Alterna pueden ser ambas.

¿Son todos los cargadores iguales?

Todos los coches eléctricos necesitan llevar instalado un enchufe en la carrocería para recargar su batería. Esta conexión es diferente según el fabricante, modelo y características técnicas del vehículo.

Existen dos tipos de enchufes, los que están disponibles en las infraestructuras de recarga y los que se encuentran en los vehículos eléctricos.

Tipos de enchufe en la infraestructura de carga:

  • El enchufe E/F o doméstico: Con una potencia de corriente alterna algo más lenta, limitada a 10 A o a 2,2 kW. Es muy utilizado por su comodidad y es muy popular debido a su uso para la carga de bicicletas eléctricas.
  • Enchufe Tipo 2 (o T2): Con una potencia de corriente alterna de 3,7 kW a 43 kW, cumpliendo con la normativa europea para cargadores de normales a rápidos.

 Tipos de enchufe en los vehículos:

  • Enchufe Tipo 1: Presente principalmente en vehículos eléctricos japoneses, este enchufe está desapareciendo gradualmente en favor del enchufe de tipo 2.  Cuenta con una potencia de corriente alterna de 3,7 kW a 7 kW.
  • Enchufe Tipo 2: El más utilizado y fácil de encontrar en los coches eléctricos a la venta en Europa. Necesita una potencia de corriente alterna de 3,7 kW a 43 kW.
  • Enchufe CHAdeMO: Utilizado principalmente en vehículos eléctricos japoneses. Puede conectarse a infraestructuras de carga rápida mediante un cable y consigue una potencia de carga de hasta 100 kW con corriente continua.
  • Enchufe Combo-CCS: Utilizado en la mayoría de vehículos eléctricos que pueden acceder a carga rápida. Se basa en el mismo principio que el enchufe CHAdeMO, con un cable conectado al cargador y una potencia de corriente continua que varía de 50 kW a 350 kW.

E/FTipo 1Tipo 2CHAdeMOCombo CCS

Para simplificar la recarga y democratizar el uso de los vehículos eléctricos, existe una tendencia a la estandarización de tipos de enchufe y conectores a una escala europea en favor del T2/Combo CCS.  

¿Cuánto tiempo tarda en cargar un vehículo eléctrico?

El tiempo de carga varía mucho dependiendo de la capacidad de la batería que incorpore el vehículo eléctrico, del modo de carga y de los conectores disponibles.

Carga lenta

Esta es la carga que soportan todos los coches eléctricos del mercado, la más sencilla y por lo tanto la más habitual. Suele realizarse en casa o en la oficina y a baja potencia. En función de la capacidad de la batería, el tiempo estimado de carga puede variar entre las 2-3 horas con una potencia de 11 kW o alargarse a las 5-8horas si la potencia máxima es de 3,6 kW.

Carga semirrápida

Es un tipo de carga menos habitual, pensada para puntos de carga en la vía pública, semipública o privada como aparcamientos, centros comerciales, hoteles… Puede tardar entre 1,5 y 3 horas con una potencia de 8 a 14 kW o incluso tardar 30 minutos con una corriente alterna trifásica de 22 a 43 kW.

Carga rápida

Se trata de un tipo de recarga destinada a electrolineras. Su instalación es más compleja y puede cargar hasta un 80% de la batería en un intervalo de 5 a 30 minutos.   

Fin del contenido principal